caramelo

Hoy hablamos del toro “Caramelo”. Nos hemos de remontar a otra época, a mediados del siglo XIX, cuando se hacían cosas como la que vamos a contar. Y es que el toro “Caramelo”, de la ganadería de Manuel Sárez Jiménez, acabó con la vida de un león y un tigre y posteriormente fue lidiado varias veces en los ruedos.

El 15 de agosto de 1848 se organizó esta lucha entre animales, en el ruedo de la plaza de toros de Madrid se dispuso una jaula con dos accesos; por un lado entró un feroz y majestuoso león traído de Argelia y por el otro entró el toro Caramelo. Rápidamente el astado dio cuenta del rey de la selva; vencido el león soltaron a un tigre y rápidamente Caramelo también acabó con la vida de este felino. Tras estas peleas el toro no salía de la jaula, ni con cabestros, ni con perros de presa, por lo que a punta de capote lo retiró de allí Ángel López, “Regatero”.

Pocos días después el toro “Caramelo” fue lidiado en Madrid, tomó doce varas y acabó con la vida de tres caballos, motivo por el que se le perdonó la vida. Tras otra presencia en la arena de la plaza de Madrid, en 1849 fue toreado en la plaza de toros de Bilbao, miriendo de una estocada de “Regatero”, el diestro que le hizo salir de la jaula.

Esta es la historia de “Caramelo”, el toro que venció a un león y a un tigre.

Los mayores enemigos de la fiesta

Únete al grupo de El Diestro y Olé en Facebook

Si te gusta El Diestro y Olé puedes seguirnos en Twitter

Infórmate de las mejores noticias en El Diestro