naturales con la derecha

Publican una interensante respuesta en el consultorio del semanario taurino El Ruedo sobre los naturales con la derecha. Dice así:

<<Igual pueden llamarse naturales los pases que se dan con la derecha que los que se ejecutan con la izquierda.

Negar que los primeros sean naturales es una manía moderna que mantienen algunos aficionados y críticos, muy pobres de documentación, con una tenacidad absurda. Y dar a tales “derechistas” el espantoso nombre de “derechazo” no significa sino que los que tal palabra emplean se hallan reñidos con el buen gusto.

Pase natural con la derecha se ha llamado siempre al que se da con esta mano (por alto o por bajo) de igual manera que el que con la izquierda se ejecuta, pues ya lo admitió una autoridad tan señalada como Francisco Montes en su Tauromaquia (1836). Después de Montes, pase natural con la derecha llaman al mismo los más eminentes tratadistas del siglo XIX, a saber: Juan Corrales y Mateo, en su libro “Los toros españoles y Tauromaquia completa” (1856), páginas de la 107 a la 114; José Blanch, en su “Arte de torear a pie y a caballo”, escrito bajo la dirección del célebre matador de toros Manuel Domínguez en 1875, publicado en folletín por el semanario madrileño “El Toreo Cómico” en 1889, y reimpreso en Barcelona en 1926, página 22; J. Sánchez Lozano (gran autoridad) en su Manual de Tauromaquia (1882), y, en fin, José Sanchez de Neira, el canonista más severo de cuantos mojaron su pluma para escribir de toros, el cual dice en la página 564 de su Gran Diccionario Taurómaco: “Pueden ser también regulares o naturales los que se dan con la mano derecha en la misma forma que los antedichos, y aun en redondo, pero no tienen el mérito y el lucimiento que los dados con la izquierda”.

Y si no bastaran todas estas autoridades -que pesan bastante más que las opiniones de algunos despistados jueces-, tenemos la de Tomás Orts Ramos, “Uno al sesgo”, autor del Arte de ver los toros, magistral compendio de orientación técnico-taurina, elogiadísimopor José María de Cossio en su monumental obra Los Toros, y, por último, a este mismo escritor en su mentada obra, el cual ha definido el pase natural con la mayor claridad y exactitud que dentro de la concisión puede hacerse, cuando dice que es “el pase en que el diestro despide al toro por el mismo lado de la mano en que tiene la muleta”. ¡Esta, y no otra, es la naturalidad del pase natural, señor Lasaosa!

Puede estar usted seguro que cuantos emplean la horripilante palabra “derechazo” ignoran todo o casi todo lo que acabamos de decir>>.

Pero bueno, los tiempos cambiar, y a ver quien es el bonito que se atreve a hablar de naturales con la derecha…

Los lances de muleta

Únete al grupo de El Diestro y Olé en Facebook

Si te gusta El Diestro y Olé puedes seguirnos en Twitter

Infórmate de las mejores noticias en El Diestro