Hoy os queremos hablar del toro Manzanito, un toro lidiado en Sevilla un 9 de junio de 1887, festividad del Corpus, festejo en el que tomó la alternativa José Centeno, alternando con Frascuelo. Festejo en el que Manzanito fue indultado por necesidad.

Según cuentan las crónicas, fue salir el sexto toro de la tarde y armarse un “bollo” fenomenal. El toro se llamaba Manzanito, dio muerte a todos los caballos que tenía comprometidos el empresario y envió a la enfermería a los cinco picadores que en la corrida tomaban parte, concretamente a Joaquín Trigo, José Coyto “Charpa”, Francisco Gutiérrez “Chichi”, Cirilo Martín y Fernando Martínez.

Hubo picadores voluntarios que se prestaron espontáneamente a sustituir a los lesionados, pero el problema era que no había cabalgaduras, ya que Manzanito había acabado con todas las existencias equinas.

Al no haber manera de continuar picando, perdonaron la vida de dicho toro por su bravura. Y como era el último del festejo se dio por terminada la corrida sin mayores problemas, pues el público salió bastante contento por el festejo presenciado.

Marismeño, el toro de las cincuenta y una varas

Únete al grupo de El Diestro y Olé en Facebook

Si te gusta El Diestro y Olé puedes seguirnos en Twitter

Infórmate de las mejores noticias en El Diestro