Hoy os contamos una anécdota sobre Lagartijo y la ineptitud del toreo. Rafael Molina Sánchez, Lagartijo, Califa del toreo cordobés era un hombre de pocas palabras, pero las pocas que decía solían ser sentenciosas casi siempre. Un senequista cordobés.

Y cuenta la anécdota que cuando Lagartijo vio torerar por primera vez a un diestro que en un dos por tres adquirió una ruidosa fama en el mundo de los toros, y a la pregunta de un amigo que le requirió sobre su opinión acerca de este torero, cuantan que Rafael dijo:

-En cuanto la gente se entere de que no sabe torerar, ya se habrá comprado algunos cortijos.

Ya en época de Lagartijo se hablaba de las capacidades de algunos toreros para hacerse ricos y retirarse antes de que los públicos se percaten de su ineptitud. Algo que continúa en la actualidad.

Cuando Lagartijo cogió la tralla

Biografía de Lagartijo

Únete al grupo de El Diestro y Olé en Facebook

Si te gusta El Diestro y Olé puedes seguirnos en Twitter

Infórmate de las mejores noticias en El Diestro